Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial de cualquier los contenidos e imágenes de este blog sin la expresa autorización del mismo.

martes, 6 de febrero de 2018

Fin de temporada en Navalcastaño.

Se cierra la temporada en Andalucía este fin de semana Y Montesa lo hace con un día suelto en tierras cordobesas. El protagonismo lo deben tener los maranos en una mancha en la que predominan puestos de tiradero corto y enmontado. Interesante montería para poner punto final a la campaña.
Para muestra del tipo de postura, aquí tenéis un botón. Esperemos que el tiempo acompañe (a día de hoy pronostica mucho viento) y la reses den el juego deseado.





jueves, 25 de enero de 2018

Recordando la temporada 98-99


A veces me gusta echar un vistazo a las  estadísticas y recordar temporadas pasadas. La temporada 1998-1999, Montesa presentaba este programa a sus socios:
La Carrasquilla
Arrebolares
La Loma del Majano
El Pimpollar
El Pimpollar
Torrecillas
Torrecillas
El Pimpollar
El Pimpollar

Eran ya buenas monterías aunque los resultados distan de los que se consiguen hoy en día. Como curiosidad decir que la montería en la que más reses se cobraron fue una en la manchega Torrecillas, con 57 reses de tiro.
Aquella temporada, ya lejana, el grupo cobró 217 venados en toda la temporada. Esa cifra, con un poco de suerte la consigue hoy día en dos o tres jornadas de caza. 
En cuanto a la calidad, baste decir que en toda la campaña se homologaron 3 venados que dieron bronce. Muy lejos de la calidad que se cosecha en la actualidad.
Parece que, en cuanto a resultados, no todo tiempo pasado fue mejor....aunque éramos más jóvenes, eso si.

miércoles, 24 de enero de 2018

Mezquetillas, a la antigua.

 Llegamos al puesto de la Pascuala tras haber visto infinidad de muestra ("hechío" que le llama el bueno de Rafa Mateo) a ambos lados del embarrado carril principal.
La montería de Las Mesillas tenía cierto aroma a algunas de antes, de las de hace 30 o 35 años en tiempos en que eran menos las comodidades y menos también las reses.
Se había presentado la mañana con niebla y con dificultades para transitar los caminos de la finca lo que condicionó mucho el desarrollo de la montería.Menos comodidades para monteros, perreros y personal.
Con hora y media de retraso y tras la fumata blanca en la junta para echar a andar la cacería, llegamos al pantano sobre el que se colocaba nuestro puesto dominando un testero enmontado de media distancia realmente bonito.
Había hechío fresco y reciente por toda la orilla del pantano y los alrededores de la tablilla. El terreno, por fin verde, blando y  húmedo cantaba como un libro en blanco que los marranos tenían su itinerario desde nuestra espalda hacia el pantanillo que teníamos delante.
Y fue, nada más soltar, que tres punteros de Fernando Damas de impecables hechuras se metieron en el ladero que protegía nuestras espaldas y dieron pronto con el encame de un marrano al que levantaron.
Mirando hacia atrás escudriñábamos el terreno por el que intuímos muy cerca una carrera corta de apenas 50 metros desde que se levantó el marrano hasta que decidió hacerle frente a sus perseguidores. Tres o cuatro minutos duró la primera refriega del combate aún no localizado del que salían aullidos y gruñidos que ponían la piel de gallina.  Con la llegada de algún refuerzo canino más, se desigualó la contienda y dos maranos rompieron en impresionante carrera sacando en el sprint unos cuantos metros a los perros. Uno de los maranos cruzó por lo más sucio pero el otro dió una pequeña opción cuando para hacerle un tiro de culo que dió con sus huesos en la caja del arroyo donde se le echaron encima los 5 o seis valientes que le acosaban para terminar con el en un instante.
Vi salir del matorral varios perros con heridas y cuando me metí en aquel tunel de vegetación encontré, tumbados espalda con espalda, al navajerete protagonista muerto y a una perra blanca con dos navajazos en el cuello dando su último aliento. Me regalaron ambos su bravura y su vida en un instante triste e inolvidable que me recuerda la grandeza de la montería española y la grandeza de las rehalas y rehaleros.
Con esos momentos me quedo de una buena mañana de montería en Mezquetillas en la que se puso de manifiesto los recursos y la capacidad del grupo en la persona de Antonio García para recomponer una jornada que se había puesto muy complicada y llevarla a buen puerto. La capacidad no se demuestra sólo con la ausencia de problemas sino con la habilidad de resolverlos cuando se producen.
Próxima parada... San Agustí, Armenta y Quejigo.
 En las fotos, sobre estas líneas, Rafael Cañas recogiendo su rehala. Algunas rehalas tuvieron que soltar en la junta y hacer un largo trecho andando con los perros acollarados hasta llegar a la mancha ante el mal estado de algunos carriles. Su vuelta, despues de la paliza, casi corriendo,  llamando a sus perros y sonando sus caracolas junto a la comida se les quedó en la retina a más de uno. Abajo, el resultado de un puesto en La Pascuala. 

martes, 19 de diciembre de 2017

La Loma de la Higuera. Carbomeros. 17 Diciembre de 2017

El 1 de la Traviesa del Pizarro, igual que toda la armada, entra por Corchuelos. De hecho  la tablilla está en Corcbuelos y tira a un desnudo testero que ya es territorio de la mancha Carboneros.  No es un puesto bonito. Apenas tiene cobertura vegetal lo que deja poco margen de sorpresa y prácticamente no ve ojeo, pero pasar ganado, ¡ya lo creo que pasa! De derecha a izquierda primero, buscando las reses el resguardo de esa esquina enmontada (que debía haber cobijado los marranos) y cuando soltaron las rehalas, de izquierda a derecha volviendo a remeter en las mancha las mismas reses que habíamos visto pasar y alguna más que andaba por una de las pocas espesuras que tiene La Loma.
Varios venados, aún sin galones, entraron francos y a paso tranquilo frente a nosotros y los únicos disparos que recibieron fueron los de la cámara de Pilar. Un muflón de categoría se asomó desde el viso pero no abandonó la protección del cielo en su silueta y se descolgó hacia el 1 o el 2 del Manzano.
Más cercana la fuerza de los perros,  entraron 3 venados en preciosa carrera y el mejor de ellos nos regaló su vida y un lance un tanto atropellado pero emocionamte. 14 puntas ddcentes para lo que está dando el año.
Mientras mi hermano asistía a un desfile de ciervas y venados pequeños por la parte más clara del tiradero, por la cuerda algún que otro macho más serio se tapaba
 con el monte y la distancia sin poder tirarlos.
Largo  camino hasta la casa disfrutando sin embargo la grandiosidad de esa nítica finca que es La Loma de la Higuera.
Apenas el primer remolque pudimos disfrutar en el cemento pero ya se veía que la gente había tirado con criterio porque casi todos los venados eran de bonitos para arriba. En los muflones, el nivel medio era mejor aún con varias roscas con pinta de metal.
200 reses de tiro entre los dos días (el Sábado fue una guerra) más un puñado grande de ciervas en dos días excelentes de montería.
Seguimos con la temporada del XXV aniversario y aún quedan platos fuertes.


sábado, 9 de diciembre de 2017

Una històrica en Montesa. La Loma de la Higuera.

Nada menos que 33 veces ha monteado Montesa La Loma de la Higuera. El Sàbado lo harà en la mancha El Conductero que suele ser la primera en recibir al grupo.
Desde el 2006 del debut ha habido monterìas (y resultados) para todos los gustos predomimando siempre las buenas cifras y buenos momentos disfrutados por todos.
El año que menos reses se cobraron fue el 2008 en el que se presentaron junto al gran cortijo blanco y granito 54 venados, 4 jabalìes y 2 muflones. Por contra, el año de màs generoso resultado fue el 2015 en el que se llegò a la abultada cifra de 136 piezas. Entre ambos extremos una media en torno a las 90 reses y una evoluciòn en la calidad de los venados (los màs antiguos recordaràn los primeros años en esta finca) y en el número de muflones.
El nivel de los trofeos esta temporada es el que es. Se està viendo una bajada, si no alarmante, sí apreciable, en prácticamente todas las zonas monteras y La Loma no será una excepción. Sin embargo no faltaràn en la primera fila de ambos días una docena de buenas cabezas con algún venado homologable. En los muflones, la progresiòn sigue su curso.
Carboneros ha tenido siempre menos "tiròn". De los tres golpes que se daban tradicionalmemte a la finca, quedaba esta mancha para ajustar cuentas y terminar de cazar los venados que no se habían conseguido en Co ductero y Valpeñoso.
Este año, en cambio, por decisiòn consensuada entre las partes, seràn sòlo dos dìas de montería en una especie de "Cara y cruz" en el mismo fin de semana lo que hace que Carboneros tenga mejores espectativas y, a la vez, sea toda una incognita pues es nueva la forma de cazarla.

A mi, es cuestiòn de gustos, me tira más el ojeo del Domingo. Posturas más monteras y más monte en a mancha que hace que la cacería esté "viva" más tiempo. En cualquier caso, si pudiera elegir en el Conductero, me quedaría con casi cualquier puesto de la traviesa que lleva su nombre. Es un seguro de vida. Más irregular pero igualmente de mi gusto es el cierre de Cebrián, querencioso para los muflones en sus puestos altos y con cierto interés para los marranos. (En la primera foto, el 2 de esa armada).
El Domingo en Carboneros la nómina de posturas atractivas es larga. Muchas del Manzano, casi  todas de La Emisora, la totalidad de las Majadillas.... De las que menos gracia me hacen...la de la foto. Era el 3 hace unos años y ahora se ha renumerados con el 1 y se ha corrido 30 metros. Ya veremos qué juego da el Domingo.
Lo que sí es seguro es que Montesa pasará un muy buen fin de semana. En la finca cordobesa el grupo se encuentra como en casa. La propiedad, hospitalaria y ejemplar, y la guardería profesional y atenta contribuyen a ello.
Suerte y prudencia.

lunes, 4 de diciembre de 2017

Montesa en Andújar. 2 de Diciembre de 2017

Largo el camino hasta la junta. Escoltados hicimos el último kilómetro por una docena de venados que nos colgaron la sonrisa desde la primera cucharada de migas.
Largo tambièn el trayecto hasta el 4 de la linde del Ojuelo. Echar pie a tierra y comprobar que aireàbamos fue todo uno. Bonita cañada a la que se asomaban las reses con cautela y cuando se cargaban de aire daban media vuelta o faldeaban.
Diò la cara algun venado pequeño hasta que uno de màs porte apareciò pidiendo fuego de izquierda a derecha y propiciò un lance bonito con un tiro de jamòn que no lo frenaba y otro mejor colocado que hizo que rodara con estrèpito.
Lo fuerte del viento y lo grande de la mancha nos impedìa escuchar los tiros y las ladras en el resto de la monterìa hasta el punto de pensar que iba camino de patinazo serio. En esas estàbamos cuando un cordòn de 4 venados y alguna cierva a la cabeza aparecen por la ladera derecha buscando salirse de la mancha. Nos ven, aprietan el paso y mi hermano hace un tiro que toca pelo pero no sujeta al màs correcto de los venados. En el segundo, cuando ya el animal casi se perdìa lo alcanza de lleno desde atràs y cae el animal como una pelota.
Algùn venado pequeño acierta a pasar por nuesteo puesto pero el escaso trofeo le ahorra un disgusto.
Vuelta a la junta pensando en el pobre resultado. Y ño que fue pobre fue nuestro oido porque la gran mayorìa de los puestos habìan hecbo, al menos, un doblete de venados con la calidad que està dando el año.
Objetivos cumplidos. Ya està la mente y los sueños pensando en La Loma de la Higuera.


lunes, 13 de noviembre de 2017

Previa Pozasnuevas y Umbría del Gato.


Fotos. Sobre estas líneas, el 5 de la casa de la Umbría. Las bestias en junta de la Umbría y abajo, Pozas Nuevas desde la otra orilla del Yeguas.
La última vez que Montesa dió la mancha Valdelobos, de Pozasnuevas, se cobraron 74 venados, 77 jabalíes, 17 muflones y 55 gamos. La friolera de 223 reses de tiro en el que ha resultado con más cantidad de la historia del grupo. Esos antecedentes, la buena calidad y los espectaculares tiraderos de muchos de sus puestos son motivos más que suficientes para no dormir esta semana a cuaquiera que vaya a montear la mítica finca cordobesa.
Se antoja imposible batir esa marca pero quedarse cerca es razonable. Los marranos tendrán la última palabra. Mientras tanto es tiempo de soñar con esos puestazos de La Sortija, El Esparragal, Valdelobos, la Umbría los Cardos, Valdepuercas.... Disfrutar de la res abatida a los pies mientras se contempla a lo lejos el pantano del Rios Yeguas es un pacer que todo montero debe paladear una vez en la vida.
El Domingo la jornada es más prosáica. Una finca con menos exigencias y una forma de ir al puesto como antiguamente. A lo que salga. Sin cupos que administrar ni rentabiidad que obtener por el precio pagado, en la Umbría del Gato la mentalidad es , la que en realidad debe presidir todas nuestras monterías, divertirse. Saborear el mero hecho de montear con los amigos en pleno corazón del Parque Natural de Montoro y Cardeña y cruzar los dedos para los marranos estén allí. Con todo, hay puestos preciosos y casi infalibles como el 5 y 6 de la traviesa del gato.
Suerte y buena mano a todos los que piséis la sierra este fin de semana y mucha prudencia. http://www.guiademonterias.com/monterias/calendario-de-monterias-2012-2013-grid.html